09 junio 2011

DIAGNÓSTICO
de alexander allison


Una vez, te susurré: ‘asesiné a un hombre,
pero ahora él está bien’. No lo encontraste gracioso.

En cambio, durante un período de seis a ocho meses,

me entregaste una serie de sabidurías aforísticas y petulantes,
construyéndome un dolor en los músculos que antes sólo había usado cuando tosía.

Sin provocación, una mañana entré en un pánico espasmódico profundo:

cada tirón mioclónico como despertarse en una tina inundada
o en tumultos del humo de un Jamón recocido.

En el hospital, el ascensor chirrió como una ave sónar

y agarré la iluminación higiénica por debajo de los párpados.

Un médico me mandó que mantuviera una ‘postura geométricamente sana’,

muy evocativa de un semáforo estilo S.O.S.

Entre consciencias, oí términos incluyendo,

‘mal arcaico’, ‘acumulativo’ y ‘siendo realistas’.
Cada uno más siniestro que el periódico previo a un desastre.

1 comentario:

  1. hay una idea de desastre muy linda y es un evento donde claramente queda señalado un escenario de antes y despues. como muchas relaciones

    ResponderEliminar