21 octubre 2011


apocalipsis

ayer un terremoto retumbó en virginia
y ahora un huracán va hacia nueva york
tampoco tengo un novio

últimamente las cosas parecen un poco sombrías

mientras esperaba en la cola en un starbucks esta mañana
escuché que algunos tipos que trabajaban en la tienda apple
hablaban del terremoto y el huracán
uno de ellos dijo “se viene el apocalipsis”

pero lo único que se me ocurrió
fue que si realmente se viniera

meteoros chocarían contra la tierra
haciendo que casquetes glaciares polares se derritieran
las grandes ciudades costaneras se inundarían
y los muertos serían tantos
que tendríamos que amontonarlos en fosas comunes
y usar lysol para ocultar el hedor
la capa de ozono se disiparía
y los rayos solares nos quemarían la piel
la gente se moriría del cáncer de piel
y los ancianos se desmayarían del calor
nadie se acordaría de dar de comer a sus mascotas
así que los perros se volverían rabiosos y atacarían a los humanos
el asesino por dentro se liberaría
y todos nos convertiríamos en cazadores de perros
todos estaríamos demasiados ocupados con morirnos
o cazar perros como para trabajar,
entonces servicios de emergencia se suspenderían
fuegos ardiendo y saqueadores frenéticos
el fin del mundo parecería tan inminente
que la plata y las posesiones materiales dejarían de importar
la gente dejaría de leer o preocuparse
pero me quedo pensando en cómo, si todo eso pasara,
no tendría a nadie para cucharearme
y decirme “va a estar todo bien”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario